Oración para que las almas del purgatorio lleguen al cielo

Estás cordialmente invitado a salvar almas del purgatorio. La oración es tan corta que la haces en menos de diez segundos.

Solo tienes que decir o pensar “Jesús y María os amo, salvad las almas”, con una vez que lo hagas ya es un gran bien para un alma del purgatorio.

Imagina salvar almas en tus ratos libres, de camino a la escuela o trabajo. Lo mejor es que no solo ellas se benefician, tu también porque te relaja, y en la hora de tu muerte pueden interceder por ti.

A mi me encanta pues cumple con otra buena causa; decirle a Jesús y María que los amas. Este acto de amor, llena a Dios de Dicha.

No hay mejor manera de obrar que con amor. De hecho venimos a este mundo para amar ¿Hay algo que nos haga más felices que el amor?

Cristo ama al pecador, y por su salvación inspiró en Sor Consolata esta invocación; prometió que cada acto de amor salvaría el alma de un pecador.

Si lo vemos así, en realidad no necesitas volar para ser un héroe o heroína, solo necesitas amar.

Amemos un ratito al Señor, limpiemos un poquito el purgatorio, y si lo hacemos bien esas almas que ayudamos a llegar al cielo intercederán por nosotros para que ni siquiera pasemos por el purgatorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.