Propuesta de cuaresma

La vía de la pobreza y de la privación (el ayuno), la mirada y los gestos de amor hacia el hombre herido (la limosna), y el diálogo filial con el Padre (la oración) nos permiten encarnar una fe sincera, una esperanza viva y una caridad operante. La fe nos llama a acoger la Verdad.

Eres una persona importante, comenta lo que piensas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos enviados en este formulario serán tratados como lo indica la política de uso y privacidad