Por algo pasan las cosas y también por algo no

Portada No Te Preocupes

Dicen que las cosas pasan por algo y es cierto, siempre podemos encontrar ese porqué mientras otras cosas no distraigan.

Varias veces en la vida escuchamos “las cosas tienen una razón de ser”, o “todo pasa por algo”, y se dicen cuando nos va mal.

Queremos que la vida siempre nos sonría para luego sonreír nosotros, y es por eso que nos va mal…

No sabemos lo fuertes que somos hasta que ser fuerte es la única opción. Sin embargo el verdadero problema no es perder, es no aprender de lo que pasó.

Se trata de buscar progreso, no perfección, el que está hasta arriba ya no puede ir más alto.

Si Dios permite que pasen ese tipo de cosas, es porque de eso puede salir algo bueno.

Como dice el dicho, las cosas malas pasan. No se quedan para siempre, solo por momentos.

A veces parece que las cosas van mal, pero después se le puede encontrar explicación.

A veces parece que las cosas van bien, y en realidad siempre pueden ir mejor.

Si miras bien, las cosas nunca van mal

Esta loca vida puede ser tan simple como superar el miedo de cortar un jacinto, y una vez lo hagamos este volverá a crecer. Nos damos cuenta que estamos felices porque también hemos sentido tristeza.

Es bueno deshacernos del estrés, de la ira, y los malos pensamientos.

Salir de nuestra zona de confort para aventurarnos a nuevos descubrimientos, que quizás nos hagan reír, llorar, aprender, o todo eso a la vez.

Ten paciencia, algunas cosas se cocinan mejor lento. Mientras lo hacen, sé tu mismo, cuídate, organiza tus tiempos, y no te conformes, pero descansa.

Eres el jefe de tu vida; no tienes que ir por la vida quejándote de lo mucho que tienes por hacer, o por lo poco que tienes, tienes que luchar por lo que quieres.

No pierdas tiempo viendo negativo

Un buen emprendedor sabe confiar en sí mismo, conoce sus límites y los traspasa.

Si quieres llorar, llora, desahogarte es bueno, si quieres ser feliz busca la felicidad. Y tu propia felicidad. No te compares con lo que tienen otros pues tú tienes más de lo que crees.

No pierdas tiempo suponiendo. Si empiezas a suponer, vas a inventar unas historias dignas de las novelas fantásticas, pero no precisamente verdades.

Si la gente te lastima, deja que tus pensamientos sean más fuertes que eso.

Si te sientes solo, mira a las personas a tu alrededor, porque eres afortunado de poder verlas, e incluso pueden sentirse más solas que tú.

Si estás desempleado emprende un negocio, no esperes por otros.

El dinero es la consecuencia de trabajar lo que nos apasiona, y no un fin por el cual hacerlo.

Para todo lo que parece malo, o que parece que hemos perdido, existe una explicación, y está en ti aclarar tu mente para encontrarla.

Puede que te tome poco o mucho tiempo, honestamente no es malo si te toma mucho, porque eso significa que lo que aprenderás es aún mejor.

Ver hacia el futuro o hacia todos lados definirá qué tan inteligentes somos.

Si tienes problemas encuentra la fuerza para enfrentarlos

Puedes encontrar la fuerza en ti mismo. Si nuestra pareja nos engaña es feo porque le queremos, pero al menos te diste cuenta y tienes la facultad de elegir qué hacer para estar mejor.

Puedes encontrar fuerza en Dios.

Había una vez una mujer casada con muchas ganas de tener un hijo, que pedía a Dios para que le concediera uno, nació con síndrome de down y le daban ataques epilépticos, le reclamó a Dios, pero al seguir con deseos de tener un hijo bueno, volvió a rezar y Dios le concedió una hija también con síndrome de down y ataques epilépticos.

La mujer aún inconforme con Dios le pidió que le concediera un hijo y por tercera vez nació una criatura con síndrome de down. Tal vez la razón por la que Dios no le concedía un hijo a la mujer era porque sabía el futuro que le depararía tanto al hijo como a su familia.

No es que todo sea culpa de Dios es que nosotros nos empeñamos en hacer las cosas a nuestra manera, y olvidamos que solo Él sabe de verdad lo que necesitamos.

Qué obtenemos de ver el lado bueno de las cosas?

Nos controlaríamos más para no perder el sentido común cuando estamos tristes o enojados.

No daría miedo perder: Cuando perseguimos una meta vemos solo hacia delante porque mirar hacia atrás es perder el tiempo, pero cuando nos sentimos mal miramos hacia atrás porque nos ponemos a pensar cómo fue que sucedió, hacia los lados para cuidarnos, y hacia el frente para ver cómo resolverlo.

Es fácil sonreír cuando todo va mal pero quien tiene sus objetivos fuertes aunque pierda sonríe, pues sabe que su motivación lo hará algún día lograr todo lo que quiere.

El éxito en la vida no se puede basar solo en cómo actúas cuando ganas, la forma en que vives cuando pierdes es lo verdaderamente importante. Las cosas suceden por una razón y también por una razón no pasan.

Por algo bueno pasan las cosas, no te desanimes, mantente atento para encontrar esa razón.

3 Comentarios de personas importantes en “Por algo pasan las cosas y también por algo no”

  1. Jesús Azcárate

    Buenos consejos que siempre van bien. La vida en este mundo es pasajera. Lo más importante es procurar hacer el bien, sin agobios ni preocupaciones. Al final lo que cuenta es tener las manos llenas de buenas obras. Y entonces la recompensa será maravillosa: otra vida, y esta eterna, de felicidad.

Eres una persona importante, comenta lo que piensas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos enviados en este formulario serán tratados como lo indica la política de uso y privacidad